12 oct. 2018

Sólo 3,000 aprobaron medición académica

Santo Domingo. De los 10,353 estudiantes que se examinaron para ingresar a la carrera de educación en la Universidad Autónoma de Santo Domingo  (UASD), solo 3,000 aprobaron la Prueba de Orientación y Medición Académica (Poma), impartida por el departamento de admisiones de esa academia de estudios.

De aquellos que aprobaron, solo 1,500 optaron por la beca de excelencia, y de estos fueron escogidos 272. En la actualidad, los 7,353 se encuentran en nivelación.

Hay alrededor de 39,066 alumnos en la carrera de pedagogía en esta universidad, según datos ofrecidos por la decana de Educación de la institución, Lesly Altagracia Mejía.

Asimismo, Emma Polanco Melo, rectora de la UASD, dijo que se está destinando 30% del presupuesto de la universidad para la “remediación”, que consiste en la nivelación de los estudiantes que no han aprobado sus respectivas pruebas de admisión a esa institución.

Identificarán a alumnos que han desertado
Indicó que en los 18 recintos, en la sede y a través de las 108 carreras, se realizará un estudio, encabezado por el vicerrector docente, Alejandro Ozuna, que permitirá identificar a aquellos estudiantes que han desertado de la educación superior, como resultado de su incapacidad para aprobar los exámenes  de nivelación.

“Habrá unos cuatro mil profesores que se encargarán de brindar la educación pertinente a aquellos que estarán en el proceso de remediación”, dijo Polanco. “Tenemos una gran preocupación por las deficiencias de los estudiantes que llegan a la universidad; por eso, para pasar a sus distintas carreras deben superar, nivelarse en matemática, física y biología”, agregó la rectora.

En cuanto a las demandas de empleos, indicó que de acuerdo una conversación con el ministro de Educación Andrés Navarro que de los 60,000 alumnos que hay en la esa carrera a nivel nacional, solo 20,000 tienen posibilidad de una posible contratación.

A favor del bienestar y la enseñanza
Aunque la rectora pondera que no es responsabilidad de la academia, deja en claro que al ser una entidad pública debe encargarse de  los asuntos que conciernen al bienestar y el sumo provecho de la enseñanza de los estudiantes universitarios.

Señala que estas dificultades no están tan latentes en las universidades privadas, debido, conforme a sus declaraciones, porque salen de colegios privados y por ende actúan como una especie de “colador” eligiendo los mejores. Manifiestó que serán utilizadas tecnologías para enseñar a los próximos maestros.


Seguir leyendo